viernes, 24 de marzo de 2017

UN CAFÉ CON IÑAKI A. LAMADRID

Esta es una entrevista que me hizo Vanesa en su blog Mariposa sin Alas y que le agradezco mucho, por la oportunidad de poder hablar un poco de mí, darme a conocer y hablar de mi libro.


Hoy nos tomamos un café virtual con Iñaki A. Lamadrid, autor del poemario Odas y poemas de dragones y princesas


¿Serías capaz de definirte en una palabra?
Es difícil, pero usando una palabra compuesta diría que soy un soñador-realista, aunque parecen términos opuestos y contrarios, soy las dos cosas.

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Una virtud es mi polivalencia, lo mismo escribo poesía que doy clases de barranquismo, y un defecto, creo que derivado de esa polivalencia, es que a veces me canso de las cosas que se repiten, por ejemplo en un trabajo en el que siempre haces lo mismo.

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
No sé si hay café suficiente para todos los literatos con los que me gustaría compartir una taza. Al principio pensé en Bécquer, o Edgar Allan Poe, pero creo que me quedo con Tolkien, es el padre de la literatura que más me gusta y tendríamos conversación para rato.

¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer?
Como amante de la literatura medieval, voy a decir que Los pilares de la tierra. Aunque a mí me marcó más la literatura de Tolkien, entiendo que ese reino de fantasía no le guste a todo el mundo, sin embargo no conozco a nadie que haya leído Los pilares de la tierra y no hable maravillas del libro.

Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
La verdad es que desde bien joven soñaba con ser guía de montaña y lo conseguí, pero hoy día no negaré que me gustaría un puesto de funcionario, con un buen sueldo, trabajo de lunes a viernes por las mañanas y bien de tiempo libre para leer, escribir, viajar... pero no estoy preparando ninguna, así que es como el que quiere que le toque la lotería pero no juega.
Aunque sí podría decir que me encanta la carpintería, pero soy un manazas, ojalá se me diera mejor. Eso es lo más parecido a una profesión frustrada.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
Ya escribía algún cuento y breves relatos de pequeño en el colegio, pero a escribir más en serio comencé con 25 años, a raíz de un accidente que sufrí en el que me rompí una pierna y tuve que pasar un tiempo en casa sin poder hacer actividad al aire libre.
¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritor?
La verdad es que no, escribía más bien para mí, pero al ver que podía publicar un libro de manera relativamente sencilla me lo empecé a plantear en serio, total, ¿qué tenía que perder?

¿Recuerdas de qué trataba lo primero que escribiste?
Creo recordar que fue alguna especie de fábula, algún cuento con animales como protagonistas y con una moraleja, algo para el colegio. Pero cuando empecé a escribir de verdad, lo primero fue un relato autobiográfico sobre el accidente que me tuvo en casa tanto tiempo y por el que empecé a escribir, que por cierto, está incluido en mi próximo libro de prosa que estoy preparando. Empezó como algo personal, una forma de sacar a fuera lo ocurrido, como una terapia para mí, y terminó siendo parte de un relato más grande.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
No puedo escribir todos los días, a veces un día que descanso estoy más inspirado y me paso tres o cuatro horas, y luego puedo estar una semana sin escribir nada.

Para escribir, ¿papel u ordenador?
Ordenador. Tengo muy mala letra, yo la entiendo, que no es poco, pero como muchas veces quiero borrar, cambiar cosas, prefiero que no esté lleno de tachones.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
Si, es http://inakialamadrid.blogspot.com.es también estoy en facebook odasypoemas, en Twitter @InakiLamadrid y en instagram odasypoemas.
Hablemos de tu libro “Odas y poemas de dragones y princesas”, ¿Qué te inspiró para crear el poemario?
Como menciono en la introducción del libro, todo empezó por una coña. Estábamos mi hermano y yo viendo un video en youtube de un conocido que estaba escalando en hielo, pero de fondo en el video grabó un audio recitando lo que hacía como si fuese un poema de juglares con la música medieval y todo, pero no en plan serio, sino de broma totalmente. Nos reímos muchísimo, y se me ocurrió que yo podría hacer algo parecido. Me puse a escribir y me salieron los seis sonetos de La fortaleza Helada, me gustó y seguí escribiendo, unos cuantos poemas más tarde descubrí que me encantaba, y que no podía parar, que estaba escribiendo minirelatos de esa fantasía medieval que tanto me gusta.
Y entre tanto, también escribí algún poema dejándome llevar un poco, que son los que corresponden a la segunda mitad del poemario.

¿Qué pretendes transmitir con él?
Un mundo de fantasía, como el que vivo en cada libro y saga del género medieval fantástico que leo. Y no sé, tal vez un poco del espíritu del Romanticismo que tanto me ha gustado desde que lo estudiara en el colegio.

¿Te tuviste que documentar a cerca de la vida medieval, o ya eras amante de la Edad Media?
Como ya he dicho, es un género que me encanta desde hace años, y de hecho, me ha sorprendido cuando algunos lectores me preguntaban por ciertas palabras, dichos o giros del lenguaje que utilizo, porque a mí me resultan muy conocidos.

Los últimos poemas de tu libro son de carácter más intimista, ¿te has planteado realizar otro poemario con esta temática?

Sí. Entre mis próximos proyectos está un nuevo poemario del género medieval exclusivamente y con ilustraciones, y otro solo de poesía intimista.

¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar “Odas y poemas de dragones y princesas”?
Puedo decir que empecé a escribir los primeros poemas en 2011, con temporadas de parón y otras más productivas, pero como no me había planteado publicar un libro, las dejé en un cajón semiolvidadas. Pero un día me encontré con Marina Diez, a quien ya has entrevistado por su poemario Solo sonrisas y pensamientos, una miga del colegio, y me habló de su libro y de cómo lo había publicado. Entonces hice una recopilación y selección de las poesías que tenía escritas y en cuestión de dos semanas estaba registrado, editado y publicado. 

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
En cuanto a la portada, te diré que cuando vi ese diseño y esa foto dije "esa, tiene que ser esa" y el título... me di cuenta de que no tenía título cuando iba a imprimir un ejemplar para llevarlo al registro, así que improvisé algo, fue lo primero que me salió. Son odas y poemas y tratan de un mundo de fantasía medieval (dragones) y otras están dedicadas a mi princesa, y de ahí Odas y poemas de dragones y princesas. Me pareció apropiado y con cierta sonoridad. Habrá a quien no le guste, y podría haberlo estudiado más, darle más vueltas, pero decidí no pensar más para evitar dudas y no me arrepiento.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
En algún momento si que pueden verse sentimientos propios, incluso autobiográficos, pero por lo general lo que escribo es fantasía y ficción.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
Muchos, jejeje. La verdad es que ver hacerse posible este proyecto me ha abierto un mundo de posibilidades, que intento tomarme con clama para poder hacer algo de calidad y no lo primero que se me ocurra. Pero puedo decirte que tengo en revisión un libro en prosa muy entretenido, un relato autobiográfico de aventuras de montañeros, viajes, escaladas, etc. pero también sigo haciendo poesía, y como ya dije, tengo intención de terminar un poemario intimista y otro de fantasía medieval.
Y a largo plazo unos cuantos proyectos de prosa muy interesantes, pero de eso ya hablaremos.

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Odas y poemas de dragones y princesas”?
Pues podría empezar apuntando que es un tipo de poesía diferente, con una temática que le ha gustado a mucha gente que habitualmente no lee poesía, y por otra parte, los poemas intimistas sí pueden ser lo que un lector de poesía espera de un poemario. Con lo que tenemos algo que te esperas y algo novedoso.
Nada más, animaros a todos a leerlo y a que me deis vuestra opinión para mejorar y exigirme más. Ha sido un placer, y estoy encantado con esta entrevista. Un saludo.
Muchas gracias Iñaki por tu tiempo y mucha suerte con "Odas y poemas de dragones y princesas"

Iñaki A. Lamadrid