sábado, 3 de febrero de 2018

LAS TRIBUS SALVAJES, UN POCO DE CONTENIDO EXTRA



Hola amigos de la literatura,

Una vez más, gracias por dedicar un poco de tu tiempo a leer este blog, y una vez más quiero compensarte ofreciéndote un poco de mí, un poco de mi obra.

Hoy quiero ofrecerte un pequeño fragmento de Las tribus salvajes, uno de los relatos que puedes encontrar en Relatos de Kenar.



Espero sinceramente que te guste, que lo disfrutes, y si tienes algo que comentar, no dudes en hacerlo abajo, en los comentarios, o puedes ponerte en contacto conmigo por email, lo tienes arriba a la derecha.
Silencio, que empieza.

"[...] La espera se hacía insoportable para Kurt y sus compañeros, la sangre le hervía y temía que Roun pudiera escapar.
Esos sentimientos y la falta de paciencia le llevaron de forma inconsciente a cometer un error. Sumido en sus pensamientos, Kurt había empezado a mover una pierna de forma rápida y repetida, un tic de la impaciencia, que llamó la atención del conjurador. Sus miradas se cruzaron, y en ese momento a Kurt se le paró la respiración y el pulso. Ahora era consciente de su error, aunque el mago no parecía a priori que fuera a delatarle.
Ese hecho le extrañó, pero no se lo pensó dos veces y aprovechó el breve impasse de tiempo para atacar, no cometería el error dos veces.
Salió de su posición a la carrera y gritando, invadido por la ira ciega de un soldado que se apresta a la batalla. Sus compañeros se sorprendieron y tardaron un instante eterno en movilizarse para embestir junto a Kurt. Pero el enemigo estaba totalmente descolocado, los salvajes que estaban en los alrededores se apartaron ante aquel grito de procedencia desconocida, como acto reflejo de defensa ante algo inesperado. Todos excepto Roun.
Kurt avanzaba deprisa y sin obstáculos hacía el conjurador, con el hacha de mano levantada y preparado para descargar un golpe mortal en la cabeza de su objetivo. No pensó en las consecuencias de su acto, sabía que no eran suficientes para luchar contra aquel ejército, aunque esperaba que el factor sorpresa les permitiera acabar con un buen número de ellos, y si los hados del destino tenían a bien, esperaba que el resto de su ejército llegara a tiempo de aprovechar la ventaja de la sorpresa.
Ya estaba a un paso del mago, cargó embravecido con el hacha, pero de pronto sintió como si una fuerza invisible detuviera la trayectoria de su brazo, y cuando miró hacia su mano, vio que la mano del mago estaba justo encima de la suya, sujetando el hacha, que parecía haberse congelado en el aire, y sin que esto supusiera un esfuerzo para el viejo. En ese momento Roun agarró con su otra mano la empuñadura del mandoble que ya había desenfundado el que parecía ser el jefe de la tribu. Y entonces ocurrió algo increíble. El tiempo se detuvo, los gritos cesaron, las gentes que se encontraban en aquel desordenado campamento parecieron estatuas congeladas, y un halo de luz blanca azulada disipó la oscuridad de la noche.
Y entonces, llegó la comprensión. A la mente de Kurt llegaron recuerdos que no eran suyos, de remotos lugares en los que no había estado y de personas a las que no conocía. Y vio una cultura rica y próspera. Vio temor ante un invasor extraño. Vio una cruenta batalla que exterminó casi por completo a aquella gran cultura. Vio el miedo, el desánimo, la congoja, el sufrimiento y la desolación de los supervivientes, obligados a esconderse en los bosques, a vestir con harapos y cazar su propia comida si no querían morir de hambre, a defenderse de las criaturas salvajes que acechan en la oscuridad, a convertirse en animales más salvajes que las bestias que les acechaban para poder sobrevivir. Y entonces comprendió a su enemigo, y entonces sintió su dolor, y entonces comprendió que no tenía a un enemigo enfrente, sino a un hermano.
Los ojos del jefe de la tribu transmitían la misma comprensión que los de kurt, y en ese momento, sin necesidad de palabras, sus mentes hablaron, se saludaron, conversaron acerca de sus miedos, sus inquietudes y su deseo de bienestar para su pueblo.
Y como si no hubiera pasado un solo segundo, el tiempo reanudó su marcha, los sonidos llenaron el ambiente y las personas dejaron de parecer estatuas. Pero todos se quedaron quietos en el sitio, en silencio esperando algo, sin saber exactamente el qué.
Kurt miró hacia sus compañeros, que se habían lanzado al ataque tras él con las armas desenfundadas, y tras la línea de árboles, distinguió al grueso de su ejército, que por la forma de caminar hacia el campamento enemigo dedujo que también habían sentido algo extraño.
Tanto Kurt como el jefe de la tribu miraron sus armas, que colgaban ahora de sus brazos inertes, y comprobaron que brillaban con la misma luz blanca azulada que había bañado sus visiones.
Roun había desaparecido de su lado, pero de pronto su voz resonó en la mente de todos los presentes diciendo:
—Ahora que entendéis a vuestros enemigos, han dejado de serlo. Ahora que habéis sentido lo que ellos sienten, sois hermanos. Ahora que vuestras armas brillan con la luz del Kum, jamás se cruzarán. Vuestra paz ha sido sellada.

Una sonrisa brotaba de los labios del anciano, ahora granjero.
—Mamá, ¿por qué está tan contento el abuelo Kurt?
Preguntaba el nieto menor del antaño soldado y cazador.
—¿Ves a aquel hombre que se acerca por el camino? —contestó su madre, señalando a otro anciano corpulento y vestido con harapos que se acercaba a la vivienda familiar—. Tu abuelo sonríe porque viene a verle su hermano."

Un saludo y gracias por leer estas líneas.

Iñaki a. Lamadrid


martes, 23 de enero de 2018

TEMPUS FUGIT, UN POCO DE CONTENIDO EXTRA



Hola amigos de la literatura,

Hoy quiero ofreceros un poco de contenido extra, un fragmento de mi libro Relatos de Kenar que pertenece al relato Tempus fugit.

La temática, por supuesto, es de fantasía medieval, mi favorita. En este caso nos encontramos un personaje humilde de una aldea cualquiera, que se ve envuelto en una aventura un tanto terrorífica.
No te entretengo más, espero que lo disfrutes.

https://www.amazon.es/s/ref=nb_sb_noss_2?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&url=search-alias%3Daps&field-keywords=relatos+de+kenar

“[…] Un sonido como de alguien arrastrándose sobresaltó a Loo hasta el extremo de hacerle saltar, casi perdió el equilibrio, pero se agachó rápido y como recitando una serie de mantras de protección pregunto: —¿Quién anda ahí? ¿quién eres? ¿qué quieres?
Una ronca risa gutural surgió de detrás de uno de los túmulos, sin embargo, no alcanzó a ver de qué criatura se trataba.
De nuevo un miedo atroz se apoderó de él impidiéndole controlar las convulsiones de su cuerpo.
Volvió a sonar la risa, ahora un poco más cerca.
Su cuerpo temblaba visiblemente sin posibilidad de controlarlo.
—¿Quién soy?— dijo una ronca voz, poco acostumbrada a hablar, y con acento fuertemente marcado —Soy Nadie— continuó la misteriosa voz. La respiración de Loo era rápida y ruidosa, su corazón se desbocaba a cada segundo, y aquella voz crispaba sus nervios.
—¿Qué quieres de mí?— Consiguió articular a duras penas. Tras un ronroneo juguetón, la voz dijo: —Todo.
Loo se veía al borde del infarto a cada instante que pasaba con aquella "cosa". Intentó buscar una piedra, algo con lo que defenderse, pero la voz sonó de nuevo con una risa gutural más estridente que antes. Se dio cuenta de que esa "cosa" podía verle.
—No tengo nada, ya me has quitado lo que traía, los conejos y el arco— Dijo Loo intentando aparentar una serenidad que no tenía.
—Cosas no —dijo la voz—, tú—.
Aquello pilló aún más por sorpresa a Loo; se sentía desfallecer, todo parecía perdido, sin embargo... la criatura no lo había atacado. Podría habérselo comido mientras dormía, si eso era que pretendía hacer, pero no lo había hecho. Eso le dio a Loo esperanza, una oportunidad, aunque no supiera muy bien cómo utilizarla.
Decidió continuar hablando con aquella criatura, para ganar tiempo.
—¿A qué te refieres? ¿quieres comerme? porque no tengo casi carne.
Y no mentía, ya que Loo era todo hueso y pellejo.
La risa sonó de nuevo. —Primero jugar.
Sin saber por qué, Loo se sintió un poco aliviado, ganaba algo más de tiempo. Pero seguía sin saber a qué se enfrentaba.
—¿Quieres jugar? —preguntó inseguro— pues muéstrate para que te vea, y juguemos— dijo sin saber de dónde había sacado el valor para pronunciar esas palabras y no desmayarse.
De nuevo la risa. —No puedes ver. Nadie puede ver a Nadie— Dijo lacónica la criatura.
—Pues ¿cómo te llamas?— continuó Loo.
Esta vez la risa sonó estridente, crispada incluso. —No llamas.
Loo supuso que no tenía nombre o que si alguna vez lo tuvo, hacía mucho que lo había olvidado.
—¿Quién eres?— Preguntó, con una sensación de miedo creciente en el cuerpo.
—No quién— Fue la respuesta cortante.
La siguiente pregunta surgió sin querer de los labios de Loo, que un segundo más tarde pensó que tal vez no quería oír la respuesta.
—¿Qué eres?
La voz sonó de nuevo con una exclamación, como si al fin Loo hubiese dado en clavo con la pregunta adecuada. A continuación dijo: —Horror Sin Nombre. […]”


Y hasta aquí el fragmento de Tempus fugit, ¿Qué te ha parecido? Me interesa de verdad conocer tu opinión, así que si quieres, puedes dejar un comentario abajo.
Gracias de antemano.

Un saludo y gracias por leer estas líneas.

Iñaki A. Lamadrid

sábado, 13 de enero de 2018

PERSONAS ÉPICAS



Hola amigos de la literatura,

Gracias por dedicar parte de tu tiempo a leer este blog, en el que estoy intentando poner en práctica muchas de las cosas que he ido aprendiendo y que sigo aprendiendo cada día de personas realmente épicas, al menos a mí me lo parecen.

Si eres un apasionado lector, de literatura en general y de fantasía en particular, es probable que alguna vez te hayas preguntado cómo se le ocurrirá a los autores todo lo que escriben.


Pero si eres escritor y estás empezando a publicar y a vender, y más si has autopublicado, la pregunta no será la misma. Se entiende que ya sabes algo sobre el proceso creativo, la formación de ideas y la transformación de las mismas (y si no, prometo escribir un post sobre este tema más adelante) Pero la verdadera pregunta que te habrás hecho es cómo demonios consiguen vender tanto algunos autores.
Yo me he hecho esa pregunta y he indagado hasta encontrar respuestas. Y la respuesta (resumida) es: marketing online.

 

Puede que no te guste, no te interese o que te niegues a verlo, pero si no eres un gran escritor, con buenos contratos con editoriales potentes, y en ese caso no estarías leyendo esto, si quieres vender vas a tener que aprender de marketing online.

Nunca fue un tema que me interesara, es más, siempre lo asocié a ventas como ese concepto tan agresivo de Wall Street, pero a medida que me fui enterando un poco de qué iba el tema, me empezó a gustar, y hoy día puedo decir que me encanta.

 
Uno de los primeros contactos que tuve con el marketing digital fue un curso de Google Actívate y te puedo decir que no hice solo un curso, ¡los hice todos! Aunque no terminaba de entender todos los conceptos, fui poniendo en práctica algunas cosas en mi día a día. Uno de los problemas era que te enseñan las cosas técnicas un poco por encima, y en ningún momento te enseñan realmente cómo se hacen las cosas (cómo crear un blog, cómo instalar google analytics o poner un anuncio en web con google adsense) Pero poco a poco fui descubriendo que esas cosas las puedes encontrar en blogs o canales de youtube con tutoriales maravillosos. 
Existe una cantidad casi ilimitada de contenido de gran calidad y gratuito, y hoy quiero que conozcáis a algunas de las personas de las que más he aprendido, esas personas épicas.

Hablando de marketing online, para mí la persona que mejor comunica ha sabido captar mi atención es Oscar Feito. Con su blog y sobre todo con su podcast, que escucho a todas horas, he aprendido no solo cosas de gran valor, sino que he aprendido a aprender, o lo que es lo mismo, a buscar las herramientas que necesito en cada momento, cuando las necesito. La verdad es que sabe transmitir su pasión por lo que hace, y cuando haces algo con tanta pasión, a la fuerza tiene que ser bueno y tiene que tener la enorme audiencia que genera.
Con él puede aprender de marketing online, pero también de la importancia de tu contenido, de ofrecer valor y de la motivación que necesitas cuando emprendes tu proyecto. Porque si en algo insiste es en que no es fácil, hay que trabajar duro y perseverar. 


Podría pasarme horas elogiando a Oscar Feito, pero quiero hablarte también de otras personas, ahora un poco más enfocadas al sector de la literatura, y he de destacar a Ana González Duque, que además de ser escritora y podcaster (también he escuchado todos los episodios) sabe un montón sobre marketing digital para escritores. Escuchar y leer a alguien que te da herramientas para mejorar tu negocio en internet, que se centra en tu nicho de mercado es una maravilla, para mí fue como encontrar oro, y me compré sin dudar su libro El escritor emprendedor cuyo prólogo, por cierto, está escrito por Oscar Feito. Es uno de los libros de ayuda para escritores que más me han gustado, porque se centraba en algo que yo necesitaba (y necesito): manejar ese marketing, blog, redes sociales, etc. como escritor.


Querido lector, querido escritor, otro día hablaremos sobre más personas impresionantes que me han ayudado mucho en esta aventura de la escritura, autopublicación y venta. Hasta entonces, os recomiendo que conozcáis un poco más (si no los conocéis ya) a estas dos personas épicas.

Un saludo y gracias por leer estas líneas.

Iñaki A. Lamadrid


domingo, 7 de enero de 2018

LITERATURA DE FANTASÍA MEDIEVAL: LA ESPADA DE LA VERDAD



Hola amigos de la literatura,

Hoy quiero hablaros de una saga muy extensa de fantasía medieval que personalmente creo que está muy interesante. La espada de la verdad, de Terry Goodkind. 


Conocí esta saga por la serie de televisión que se emitió en el canal Syfy, La leyenda del buscador. En ella aparecían los personajes principales de los libros: Richard, Kahlan, Zeddicus “Zedd”, Cara y otros tantos. En cuanto vi bosques y ropajes medievales pensé: esto tengo que verlo. Y me encantó, la serie no es la mejor superproducción del mundo, ni mucho menos, pero me enganchó para ver las dos temporadas que hay, y realmente disfrutarla.


No fue hasta varios años más tarde, cuando mi pasión por la literatura afloró, no sé cómo buscando por internet me encontré con que esa serie que tanto me había gustado estaba basada en una saga de novelas. Y por supuesto, las compre y comencé a leer.

He de decir que no las he leído todas, creo que son un total de 22 novelas, y yo he leído 16. También es verdad que están bien pensadas, y distribuidas de tal manera que las historias se van cerrando en las novelas pares (puedes leer la uno y la dos y dejarlo, o seguir con la tres y la cuatro) La historia continua a lo largo de todas, pero están escritas de dos en dos.

La trama, sobre todo en las primeras novelas está muy cuidada, y se va desencadenando bien, en orden y con lógica, está bien estructurada. Pero a medida que crecen en número, empieza a parecer que el autor se saca cosas de la manga y que ya no tiene que ver con la historia original. Y esto no pretende ser una crítica destructiva, yo no sé si Terry Goodkind tenía pensado que su saga ocupase 22 novelas desde el principio, aunque imagino que no, y desde luego que si tienes un mundo fantástico construido, puedes seguir avanzando y contando historias casi indefinidamente, y es lógico que a medida que avanzan las novelas no tengan tanto que ver con las primeras, porque lógicamente, eso ya pasó, ahora tendrán que pasar otras cosas. Pero en mi humilde opinión, me parece que algunas cosas son un poco enrevesadas. Aunque no descarto seguir leyendo hasta terminarlas.

Otra pequeña pega que le pondría es que a veces se repite mucho en las explicaciones, es como si pensase que el lector no fuera capaz de entender lo que está pasando y, aparte de explicarlo con las escenas y el narrador, lo vuelven a explicar los personajes y aunque es información útil y valiosa, se hace un poco pesado el que se repita. Pero no es la tónica general, solo en algunas ocasiones.


Y dicho esto, la historia desde el principio me parece fascinante, viajes, aventuras, magia… hay tensión, hay que correr para salvar el mundo... Son unas novelas muy buenas.


No voy a hacer ningún spoiler hablando de escenas concretas, pero si quieres más información sobre las novelas o la serie, porque no te decides a empezar, no dudes en preguntarme. Puedes dejarme un comentario o enviarme un correo y contestaré encantado.

Un saludo y gracias por leer estas líneas.

Iñaki A. Lamadrid